Medicina preventiva: entrevista con el profesor Bamberger

Nuestro entrevistado de hoy es el profesor Christoph Bamberger, de la Conradia Medical Prevention, uno de los principales especialistas en medicina preventiva en Alemania. En la entrevista, el profesor Bamberger nos explica su visión sobre la prevención sanitaria y nos da consejos para llevar una vida sana.

Estimado profesor Bamberger, muchas gracias por dedicar su tiempo a esta entrevista. Usted no sólo es el fundador y director de Medical Prevention en Hamburgo, sino también un especialista en medicina interna y endocrinólogo reconocido a nivel nacional. ¿Le gustaría presentarse con sus propias palabras a los lectores que aún no le conocen?

Sí, con mucho gusto. Me llamo Christoph Bamberger. Soy especialista en medicina interna y endocrinólogo de formación, es decir, experto en hormonas. En el año 2000 ocupé la primera cátedra de endocrinología y metabolismo del envejecimiento en el UKE (University Medical Center Hamburg-Eppendorf). Sigo dando clases allí como profesor, pero en 2006 fundé el entonces Medical Prevention Center Hamburg, que ahora se llama Conradia Medical Prevention Hamburg. Nos centramos en los exámenes preventivos y de diagnóstico precoz, a partir de los cuales se dan recomendaciones muy específicas sobre el estilo de vida a nuestros pacientes. También he publicado algunos libros sobre este tema. Además de la detección y la prevención de enfermedades, mis libros también se centran en la gestión del estrés y el sueño saludable.

En tiempos del coronavirus, nos preocupamos a diario por nuestra salud o la de nuestros seres queridos. Sin embargo, muchos médicos también informan de un descenso de pacientes, especialmente en la medicina preventiva. ¿Cuál es su impresión sobre el actual “comportamiento sanitario” de los alemanes?

Puedo confirmar esta impresión inicial. En la primera fase del coronavirus, muchas personas aplazaron inicialmente los exámenes no esenciales. Sin embargo, afortunadamente, esta tendencia ha disminuido. Resulta que el Covid-19 es algo con lo que tendremos que vivir durante un periodo de tiempo más largo, por lo que no podemos ajustarnos toda la vida ni cancelarlo. Todavía hay otros problemas que son quizás, y en casos individuales, incluso peores que el coronavirus. El diagnóstico precoz es muy importante en este contexto.

Aunque este diagnóstico precoz de enfermedades graves es tan enormemente importante, muchas personas ignoran por completo el tema de la medicina preventiva para ellos mismos. Esto comienza con las vacunas y se extiende a otras medidas de diagnóstico precoz. ¿A qué cree que se debe este comportamiento?

Creo que en primer plano para mucha gente sigue estando el miedo a que se encuentre algo. Pero esto es, por supuesto, un pensamiento irracional. Me gusta compararlo con la situación en la que uno sube a un avión de vacaciones en el aeropuerto, pero luego le dicen que el avión no debe ser examinado, porque de lo contrario se podría encontrar algo. Eso es una tontería. Por supuesto, el avión debe ser inspeccionado a fondo y reparado si hay algún defecto. Sin embargo, afortunadamente, la conciencia preventiva ha cambiado mucho entre la gente en los últimos 15 años que llevamos trabajando aquí. Cada vez más pacientes tienen un enfoque más racional. Cuando realmente encontramos algo, son nuestros pacientes más fieles. Al fin y al cabo, normalmente somos capaces de salvarlos a tiempo.

Con el “índice de prevención”, la Universidad de Bielefeld ha presentado recientemente un proyecto para mostrar en qué punto se encuentra Alemania en materia de atención sanitaria preventiva. Este proyecto también pretende motivar a los políticos para que se impliquen más en el ámbito de la prevención. ¿También cree que se debería hacer más por la prevención sanitaria a nivel político en Alemania?

Creo que en Alemania se está haciendo más de lo que la mayoría de la gente cree. Los programas de detección que hemos introducido por ley son ya bastante amplios, incluso en comparación con otros países. Los programas comienzan muy pronto para las mujeres con exámenes ginecológicos regulares. A continuación, se realizan exámenes dentales para ambos sexos y, a partir de los 30 años, pruebas de laboratorio. Más adelante, se añaden los exámenes de próstata, la mamografía y la colonoscopia como exámenes preventivos muy importantes. Todas estas ofertas tienen que ser aceptadas por los pacientes para que se pueda decir que no se está haciendo lo suficiente. Me alegraría mucho ver que no sólo el 50% de las personas aprovechan estas medidas preventivas, sino más bien el 90%. Sin embargo, en mi opinión, el Estado sólo debe interferir hasta cierto punto. Al igual que con la actual vacuna contra el coronavirus, creo que sólo debería existir el derecho a la prevención, pero no la obligación de hacerlo. De lo contrario, la gente siente -con razón- que se está restringiendo su libertad. Creo que sería mejor crear más incentivos a través de las compañías de seguros, por ejemplo mediante un programa de bonificaciones o reducciones de primas si alguien se ocupa activamente de su atención sanitaria preventiva. Sin embargo, por lo que respecta, desgraciadamente todavía estamos en los inicios.

Pero las personas que realmente aprovechan los reconocimientos médicos preventivos que ofrece la ley rara vez obtienen una sensación de seguridad de ellos. A veces no están completamente convencidos de que no están “realmente enfermos”. Por este motivo, el control previsto por la ley parece ser demasiado escaso y quizás no lo suficientemente exhaustivo. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Sí, efectivamente, los exámenes son realmente escasos. Sólo he defendido que la gente aproveche lo que hay actualmente. Pero desde luego, desde mi punto de vista y por lo que estamos viviendo aquí, no son ni mucho menos suficientes. Se descuida mucho. Especialmente en las pruebas de laboratorio, faltan muchos parámetros importantes. Por ejemplo, no se examina la glándula tiroides, a pesar de que el 10% de las personas desarrollan una enfermedad tiroidea a lo largo de su vida. También considero que el valor del PSA, el marcador de cáncer de próstata, es un valor muy importante que todavía no se tiene en cuenta. Del mismo modo, las ecografías son muy útiles, por ejemplo, para detectar cambios muy tempranos en las arterias del cuello. Así que sí, los programas podrían y deberían ampliarse.

Entonces, ¿en qué se diferencia un chequeo médico en Conradia Medical Prevention de un chequeo médico obligatorio normal a partir de los 35 años?

En realidad, hay varios aspectos en los que nuestro programa difiere del servicio preventivo reembolsado por la ley. Uno de ellos es, por supuesto, la eficiencia del tiempo. Con nosotros, obtendrá un chequeo holístico en un día. Esto significa que no tiene que reservar varias citas con el médico, sino que todo puede hacerse “de una vez”. El segundo aspecto muy importante es el alcance. Ofrecemos exámenes que no están incluidos en el chequeo médico preventivo obligatorio, pero que son muy importantes para la detección temprana de ciertas enfermedades. Comenzamos con un programa de ultrasonido para examinar la glándula tiroides. Especialmente en las mujeres este órgano se ve afectado con mucha frecuencia, encontramos enfermedades tiroideas como Hashimoto o nódulos tiroideos en el 50% de nuestros pacientes. Luego las ya mencionadas arterias del cuello. Observamos cómo bombea el corazón y examinamos los órganos abdominales, incluidos el hígado, los riñones y la próstata. También hacemos otro ECG de esfuerzo para tener una idea de la aptitud y para obtener una indicación de cualquier problema circulatorio. También hacemos una prueba de la función pulmonar, un examen dermatológico y un examen oftalmológico para detectar cambios tempranos en las enfermedades oculares relacionadas con la edad que pueden conducir a la ceguera. Entre ellos se encuentran las cataratas y el glaucoma, pero sobre todo la degeneración macular, para la que hay que examinar la retina. Se trata de un examen que no realizan los ópticos. Y como herramienta aún más especial, tenemos la resonancia magnética de cuerpo entero, un procedimiento sin radiación en el que podemos ver todo el cuerpo de la cabeza a los pies en 45 minutos y excluir tumores así como cambios vasculares o similares. Esto es especialmente importante porque incluso las ecografías de cribado realizadas por un médico general no cubren todos los sistemas de órganos, especialmente la cabeza. Sin embargo, también queremos ver cómo está el cerebro, es decir, si hay, por ejemplo, encogimientos cerebrales prematuros que indiquen un riesgo de demencia. Además, tampoco se suelen examinar los órganos del tórax. A continuación, podemos incluir una resonancia magnética de la mama, que es mucho más suave que la mamografía convencional en lo que respecta a la detección del cáncer de mama sin rayos X. Lo mismo ocurre con la próstata, por lo que podemos excluir completamente el cáncer de próstata mediante la RMN. La resonancia magnética, sobre todo, es tan cara que seguramente no será cubierta por el Estado o la respectiva compañía de seguros en el futuro. La responsabilidad individual es necesaria en este caso. En mi opinión, todo el mundo debería preguntarse cuánto está dispuesto a pagar por su asistencia sanitaria y si puede ahorrar en otros aspectos de su estilo de vida para financiarla. Al final, o se tiene la certeza de estar realmente en plena forma -y no sólo en base a un “pseudocontrol”- o se corre el riesgo de que no se haya descubierto a tiempo una enfermedad o un factor de riesgo.

Por último, lo contrario: ¿qué se necesita para una vida sana a largo plazo? ¿Cuáles son los pilares para una salud duradera?

En Hamburgo hemos desarrollado un sistema de cuatro pilares que comienza con los exámenes preventivos. Esto nos dará el conocimiento y la base sobre la que podemos adaptar los ajustes del estilo de vida al segundo nivel. Por supuesto, todos conocemos las reglas generales de “no fumar, hacer mucho ejercicio, comer de forma saludable y mantener el peso bajo”, pero cada cuerpo es sensible de forma diferente en las áreas respectivas. Por ejemplo, para una persona dos vasos de vino ya es demasiado, mientras que otra puede beber casi una botella al día. Aunque esto último no lo recomiendan los médicos, no parece tener consecuencias directas en la salud de esta persona en particular. De este modo, se puede identificar el “talón de Aquiles” de cada individuo mediante el chequeo.

La segunda etapa son las medidas de estilo de vida, para las que queremos sentar las bases el día de su visita. Muchos ven en este día un punto de partida o una motivación para comenzar un estilo de vida más saludable, por ejemplo, dejar de fumar o hacer más ejercicio. Sin embargo, es importante elegir un estilo de vida que también sea agradable. El objetivo es formar hábitos de vida que se conviertan en algo automático, como lavarse los dientes, por lo que no es necesario reprenderse. Esta es la mejor manera de mantener un cambio de estilo de vida a largo plazo.

La tercera etapa consiste en tomar ciertos medicamentos preventivos o, a veces, hormonas. Un ejemplo famoso son las estatinas, fármacos para reducir el colesterol en personas con niveles excesivamente altos de colesterol, generalmente por una condición hereditaria. Normalmente no se pueden regular con la dieta. Y la cuarta etapa es lo que se denomina bienestar psicológico-mental. Esto tiene un papel enorme en la esperanza de vida saludable. En él influye el grado de integración social, si uno ve el sentido de la vida y tiene personas que significan algo para él. Tener un trabajo también es enormemente importante, sobre todo en la vejez, cuando el trabajo desaparece. En cuanto a la vida profesional, hay que tener en cuenta los niveles de estrés. No hay que subestimar los factores psicológico-mentales. Actualmente se dice que un tercio de la esperanza de vida modificable se debe a este componente.

Profesor Bamberger, ¡muchas gracias por la entrevista y sus interesantes puntos de vista!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SpaDreamsES Instagram
Mapa del sitio web