Heilfasten nach Buchinger mit ärztlicher Betreuung

"La clínica y el ayuno nos enseñan lo importante, lo rico y lo bueno que es comer sabiendo hacerlo: con inteligencia, con prudencia, y procurando que ese quehacer sea un placer. ¡Ayunar es un placer!"
Mario Vargas LLosa

Ayuno Buchinger

Purificar y desintoxicar de forma saludable

Ayuno Buchinger

¡Déjese llevar al mundo del ayuno terapéutico, en el que su cuerpo y su alma se vuelven a unir para liberarse de la carga de la vida cotidiana! Nuestros ayunos Buchinger, en clínicas de ayuno seleccionadas, no solo aseguran una mayor sensación de bienestar, sino que también combaten los problemas de salud y regeneran su cuerpo llenándolo de nueva energía. Además del método Buchinger, nuestros hoteles también le ofrecen masajes, sesiones de yoga y otros tratamientos que aseguran un completo bienestar.

¿En qué consiste el método Buchinger?

El método Buchinger forma parte de la ayunoterapia clásica y se le conoce por ser uno de los ayunos más utilizados. Durante todo el proceso de ayuno solo se bebe caldo de verduras, zumos y tés. La dieta buchinger, por lo tanto, se basa en una alimentación líquida, dejando a un lado los alimentos sólidos. Asimismo, se busca la purificación del intestino mediante suaves ayudas laxantes. La ayunoterapia Buchinger tiene como objetivo activar los poderes autoregenerativos del cuerpo y combatir inflamaciones crónicas.

 

Una vez en la clínica Buchinger, bajo supervisión médica aprenderá a llevar esta situación extrema. Con mucho líquido, se liberará de las toxinas y los desechos innecesarios. Las compresas hepáticas y otros tratamientos de relajación le ayudarán en su limpieza corporal.

El creador de este método, Otto Buchinger, sufría artritis reumatoide grave y encontró alivio a su enfermedad mediante el ayuno terapéutico. En 1920 fue el primero en abrir una clínica de ayuno en Alemania.

 

 


Fases de ayunoterapia Buchinger

El método Buchinger se puede dividir en tres fases, cada una de ellas igual de importante para el éxito del ayuno. Consta de la fase de reducción, la de purificación y la de ruptura (finalización) con el ayuno, incluyendo la fase de regreso progresivo a la toma de alimentos posterior.

Fase de reducción

Según Buchinger, el ayuno se inicia con una fase preparatoria. Durante este tiempo, la dieta se cambia lentamente para preparar al cuerpo para el próximo período sin alimentos. El alcohol, la nicotina, el café y los dulces están prohibidos, pero se pueden hacer comidas ligeras y beber agua, caldo o té. No sólo físicamente, sino también mentalmente, los primeros días deben preparar al cuerpo para el ayuno real.

Fase de purificación

Después de la limpieza intestinal con la ayuda de la sal y los enemas de Glauber, comienza el período de aproximadamente cinco días de ayuno. Durante estos días, se beben unos tres litros de líquido al día en forma de tés naturales con miel, caldo de verduras, zumos de verduras o agua mineral. La dieta Buchinger consiste, por lo tanto, en llevar una alimentación puramente líquida. En las clínicas Buchinger se procura que el cuerpo reciba suficientes minerales a pesar de no comer, lo que contribuye decisivamente a la desintoxicación. No obstante, durante esta fase no se deben consumir más de 600 calorías por día.

Fase de ruptura

Con la ruptura del ayuno, en el último día de ayuno, se termina el tiempo de renuncia consciente a los alimentos sólidos por medio de una manzana madura. Para facilitar la transición a la vida cotidiana y no sobrecargar el organismo, los siguientes días de recuperación progresiva seguirán acompañados de comida ligera y un comportamiento alimentario consciente. Esto también sirve para revivir lentamente el metabolismo y las actividades digestivas, que han estado funcionando a fuego lento durante los últimos días. Además de seguir evitando los estimulantes, se recomiendan duchas alternas, masajes con cepillos, tratamientos Kneipp, ejercicio suave, ejercicios de relajación y descanso. También se debe seguir evitando el estrés. Después de 5-6 días puede volver a comer con normalidad, pero con moderación para que los resultados del método Buchinger se dejen sentir durante más tiempo. Es especialmente importante una dieta equilibrada y consciente, así como el ejercicio.

 

 

 


Hacer deporte y ayunar

A través de la limpieza física y del descanso, se activan los poderes de autoregeneración del cuerpo y el organismo pasa de estar orientado al rendimiento a estar orientado a la regeneración. No obstante, los días de ayuno de Buchinger deben ir acompañados de actividades moderadas como el yoga, el Qi-Gong, el Tai Chi o la marcha nórdica. De esta manera, se mantiene el pleno rendimiento físico y estas técnicas también contrarrestan el estrés y por lo tanto le hacen doblemente saludable.

Provocados por la experiencia holística del cuerpo, la mente y el alma, los cambios emocionales también pueden ocurrir durante el ayuno. Por lo tanto, la renuncia a la comida también puede combinarse muy bien con la meditación y los ejercicios de relajación.

No obstante, no es el ayuno en sí mismo, sino también la estancia con personas que comparten el mismo objetivo es lo que hace que la ayunoterapia Buchinger sea una gran experiencia. El intercambio mutuo y la motivación ayudan a mantenerlo.

Purifique y desintoxique su cuerpo. La dieta Buchinger, no solo vale la pena para el cuerpo, sino también para el espíritu, el bienestar y la vitalidad.

 

 

 

 

¿Quién puede hacer una dieta Buchinger?

La dieta Buchinger activa los poderes de autoregeneración del cuerpo, desintoxica y tiene efectos positivos en las enfermedades inflamatorias crónicas así como en las metabólicas, sirve ligeramente como terapia para el dolor y ayuda en los trastornos psicosomáticos.

Además, debido al bajo número de calorías consumidas, se reducen los depósitos de grasa en el cuerpo y se libera serotonina en el cerebro, lo que al mismo tiempo conduce a una mejora del bienestar psicológico. Se puede lograr un mayor alivio para el reumatismo, la gota, la migraña, las alergias, diversas enfermedades de la piel y la diabetes, entre otras. El cuerpo y la mente vuelven a estar en equilibrio.

El ayuno de Buchinger no es adecuado para aquellos cuyo objetivo principal es la reducción de peso. Aunque este es un agradable efecto secundario, el objetivo principal es devolver el equilibrio al cuerpo y a la mente y, mediante la reflexión sobre los propios hábitos, sentar las bases para una vida permanentemente más consciente y saludable.

 

 

Ayuno y wellness

Combine sus vacaciones de ayuno con tratatamientos de wellness y regenere el cuerpo y el alma a todos los niveles: masajes aromáticos, masajes ayurvédicos, masajes del tejido conjuntivo, masajes con sal purificadora, baños alcalinos, baños alternos, fangos o fangos calientes, peelings de cuerpo entero, compresas hepáticas, etc. Todo esto favorece a su salud física y mental durante su tratamiento.

Puedes pasar sus vacaciones de bienestar haciendo un ayuno terapéutico donde y como quiera, por ejemplo:

  • Con largas caminatas a lo largo del Báltico y el mar del Norte
  • Con sesiones de pilates y yoga para relajarse   
  • Haciendo senderismo por los bosques alemanes
  • En el estilo mediterráneo del mar Mediterráneo

Nuestros hoteles en todo el mundo están abiertos para este propósito. Independientemente de si quiere tener una primera impresión del mundo del ayuno y, por tanto, elegir una clínica de ayuno Buchinger cercana, o combinar sus vacaciones de ayuno con un viaje de larga distancia a Asia o al norte de África, encontraremos la oferta de vacaciones más ajustada a sus necesidades.

Si no puede decidir en cuál de nuestros hoteles quiere empezar su ayuno, estaremos encantados de ayudarle con asesoramiento personalizado y con consejos prácticos ¡para que nada se interponga en el camino de sus próximas vacaciones!

 

 

Temas relacionados

Descubra los mejores hoteles de ayunoterapia Buchinger


FAQ

¿Por qué hacer un ayuno Buchinger?

Si quiere prevenir problemas salud o dirigirse específicamente a ellos, o simplemente quiere sentirse más en forma y con más energía, debería considerar la dieta Buchinger. La combinación de ayuno, ejercicio suave y relajación es particularmente beneficiosa.


¿Cuánto tiempo dura mi estancia en una clínica Buchinger?

Su estancia de ayuno debería durar al menos una semana. También puede reservar 2 o 3 semanas en una de nuestras clínicas Buchinger, pero la mayoría de los programas que ofrecen nuestros hoteles duran 7 días, lo que es un buen período para lograr el éxito inicial. Si quiere realizar una estancia más larga, debería consultarlo primero con su médico de cabecera.


¿Después del ayuno se produce el efecto yo-yo?

Aunque perder peso no sea el objetivo del ayuno, seguramente perderá unos cuantos kilos debido a la reducción de la ingesta de calorías. Es un efecto secundario agradable que desaparece rápidamente si no se sigue una dieta sana y se hace suficiente ejercicio después. Afortunadamente, durante su estancia en la clínica de ayuno, recibirá muchos consejos al respecto.


¿Existen riesgos y efectos secundarios?

El método Buchinger siempre puede tener efectos secundarios como dolores de cabeza, mareos, debilidad o alteraciones del sueño. Esto es bastante normal. Cada persona reacciona de manera diferente a una situación extrema, por lo que no hay una respuesta clara a la pregunta de sus efectos secundarios. Si se sufre de cáncer, tuberculosis, enfermedades cardiovasculares o trastornos alimentarios, el ayuno podría implicar graves riesgos, por lo que en estos casos no es aconsejable ayunar.


¿Dónde quiere pasar su semana de ayuno Buchinger?