Digital detox

Desconectarse para volver a conectar

Vacaciones con un digital detox

Parece que ya no podemos escapar de ella: dondequiera que miremos, nos enfrentamos constantemente a la tecnología, ya sea en nuestras pantallas de ordenador, tablets, smartphones o en la publicidad de la calle. Se espera que estemos localizables a todas horas del día y de la noche, no sólo en nuestro trabajo, sino también con nuestros amigos y familiares. No hay manera de evitar la incesante entrada de información y hemos llegado a aceptarla como una nueva forma de vida.

Aunque es excitante tener esta riqueza de información al alcance de la mano y esta profunda conexión entre nosotros a través de las redes sociales, tiene un precio, que no sólo pesa sobre nuestra salud física, sino también sobre nuestro bienestar mental. Las relaciones con nuestros seres queridos y, sobre todo, con nosotros mismos también han empezado a sufrir. En los últimos años, se han desarrollado nuevos programas de bienestar para satisfacer la creciente demanda de ayudar a las personas a desconectarse de sus dispositivos y volver a conectarse con ellos.  

La búsqueda de la conciencia

A medida que nos hacemos más conscientes del problema, descubrimos nuevas formas de reaccionar. La gente ahora está tratando de desconectar sus dispositivos y aprender a estar más presente en el momento. En última instancia, esto ha llevado a un aumento de la popularidad de las vacaciones de depuración digital (digital detox).



¿Qué es la adicción al smartphone y a las redes sociales?

A menudo asociamos la adicción con cosas como el alcohol y no necesariamente cuando se habla con un amigo o se tiene acceso a un dispositivo. Sin embargo, la adicción es el uso compulsivo de una sustancia, el uso para sentirse mejor, para hacerlo mejor, o incluso sólo cuando se cede a la presión (de un compañero/amigo). Una adicción se convierte en un problema cuando ya no somos capaces de controlar el deseo y no podemos "decir que no", posiblemente adaptando nuestro estilo de vida para acomodarlo. Otro rasgo distintivo de una adicción es la necesidad cada vez mayor de lograr el mismo resultado inicial.

Obviamente, hay una cierta emoción en conseguir muchos "me gusta" en una foto que publicamos en las redes sociales, la reacción positiva de los comentarios, o la emoción de ver videos por el simple placer de los servicios de streaming. Al principio parece un hobby inofensivo, a medida que se aprende algo nuevo o se interactúa con los amigos. No obstante, estos hábitos y pasatiempos tienen, en muchos casos, un impacto negativo en nuestras vidas y absorben porciones significativas de nuestros días (y noches).

Impacto en nuestra salud física

"Puedo parar cuando quiera", "lo necesito para el trabajo" y "estoy esperando una llamada importante". Estas son algunas de las cosas que nos decimos habitualmente, tratando de convencernos de que no tenemos un problema, así como excusar nuestros antojos. Los médicos están cada vez más preocupados por los efectos que el tiempo de proyección y la dependencia de las redes sociales tienen en nuestras vidas. Algunas de las consecuencias pueden no parecer tan obvias al principio, ya que las actividades que realizamos en nuestros dispositivos son aparentemente benignas: esencialmente, pasamos el tiempo leyendo, comunicándonos con los demás, jugando con programas que desafían nuestro intelecto, o simplemente relajándonos después de un largo día de trabajo.

A corto plazo: falta de calidad del sueño

El impacto más directo y quizás más discutido es en nuestro sueño. Muchos expertos han hablado del efecto de la luz azul de nuestras pantallas en el ritmo de nuestro sueño. Nuestro cerebro y nuestro cuerpo están conectados para empezar a producir melatonina cuando sentimos que se acerca la noche, en otras palabras, cuando el sol empieza a ponerse y el mundo a nuestro alrededor se vuelve más oscuro. Nuestro reloj interno depende de estas señales naturales, que ahora son perturbadas en su mayoría por la luz azul emitida por nuestra pantalla, que nuestro cuerpo percibe como "luz de día". Las áreas primordiales de nuestro cerebro que aún no han alcanzado el ritmo de nuestra evolución tecnológica ya no reciben el estímulo de "es de noche" y nuestro ritmo de sueño se altera.

 

 

A largo plazo: problemas de memoria, apetito y mucho más

Los trastornos pueden parecer menores al principio, pero si el proceso se prolonga durante largos períodos de tiempo, esto podría afectar a la forma en que el cuerpo regula las hormonas que son esenciales para nuestro bienestar físico. El sueño es vital para muchos sistemas de nuestro cuerpo que regulan el apetito, los procesos neurológicos como la memoria y el almacenamiento de conocimientos, la reconstrucción de músculos y tejidos, así como la presión sanguínea alta y la diabetes, por nombrar sólo algunos.

También hay consecuencias indirectas de nuestras adicciones a los smartphones. Sea cual sea el tiempo que pasemos con nuestros dispositivos, normalmente lo pasamos sentado o tumbado, lo que significa que hacemos menos ejercicio del que podíamos haber hecho en el pasado. La falta de actividad física también puede provocar un aumento de peso y el debilitamiento de ciertos sistemas como el sistema musculoesquelético y el sistema circulatorio, entre otros.

Impacto en nuestro bienestar mental

Cuando no dormimos bien por la noche, tendemos a sentir las consecuencias durante todo el día siguiente: nos despertamos con sueño o de un humor no muy alegre, nuestras capacidades cognitivas son más lentas, somos menos creativos, nos irritamos con facilidad, comemos más, tomamos decisiones equivocadas, tendemos a ser influenciados por nuestras emociones, no tenemos ganas de hacer ejercicio, y a través del cansancio pasamos más tiempo sentados mirando la pantalla sin parar o perdiendo el tiempo en las redes sociales. Esto tiende a convertirse en un círculo vicioso.

En busca de la perfección

El impacto en nuestra salud mental no se detiene ahí. Es una parte natural de nuestro deseo interior de querer competir con otros y mejorar nuestras vidas, así como mostrar a la gente de nuestro alrededor que lo estamos haciendo bien. Con la aparición de las redes sociales, hemos sido capaces de mostrar todos los aspectos de nuestras vidas mientras que podemos cambiar las partes que no nos gustan. Es una calle de doble sentido: empezamos a creer que el césped de nuestro vecino es realmente más verde, aunque toma poco tiempo darse cuenta de que probablemente es sólo un filtro. Vemos las vidas aparentemente perfectas de los demás, ya sea un amigo o un influencer, y empezamos a buscar lo que está mal en nosotros o en nuestras vidas, aunque en realidad podamos ser felices tal como somos. Esto ha llevado a un aumento significativo de los problemas de salud mental, ya que muchos empiezan a sentirse cada vez menos satisfechos con sus vidas.

 

 

 

Estado de alerta constante

La gente puede contactarnos constantemente. Los días de los teléfonos fijos y el correo han pasado a la historia hace mucho tiempo, cuando si estábamos fuera de casa, la gente sólo tenía que intentar contactarnos de nuevo más tarde. Nadie esperaba que estuvieras localizable a todas horas del día y de la noche. La situación ha cambiado porque ahora estamos constantemente cerca de un dispositivo que nos permite revisar el correo electrónico, enviar mensajes de texto y llamar en cualquier momento. Se espera que contestemos el teléfono cada vez que suena o que respondamos a una notificación tan pronto como la recibamos. Y esperamos lo mismo a cambio, especialmente si vemos que un mensaje ha sido recibido y leído. No hay más tiempo de inactividad, no hay más escapatoria de la vida cotidiana para tener tiempo para "mí" o "nosotros". Hemos llegado al punto en que esta interacción constante invade nuestra última oportunidad de reponer nuestras energías: las vacaciones.


Ofertas de detox digital con yoga


Efectuar el cambio: luchar contra las adicciones digitales

¿Por qué es tan importante la depuración digital?

En la búsqueda de una mayor conciencia y control de la cantidad de tiempo que pasamos en los smartphones y las redes sociales, estamos recuperando el control de nuestra salud. Empezará a relajarse más y a dormir mejor, posiblemente ayudando a revertir algunos de estos impactos negativos en la salud y bienestar. Pero también tiene el beneficio añadido de tener más tiempo para nuevos hobbies y cultivar relaciones. Puede aprender cosas nuevas y adquirir hábitos que le harán más saludable que nunca encontrando tiempo para preparar comidas saludables, hacer ejercicio o meditar. ¡En última instancia, se trata de tomar el control de la vida y vivirla al máximo!

Vacaciones de desintoxicación digital para un cambio duradero

No es una nueva tendencia. Los expertos han notado que la gente necesita desconectar, por lo que buscan una forma de superar estas influencias y volver a centrarse en sí mismos para poder finalmente salir de su adicción a los smartphones y a las redes sociales. Como en muchas otras adicciones, no siempre es fácil dar los primeros pasos y a veces puede ser una tarea difícil averiguar por dónde empezar. Y cuando finalmente deje su dispositvo a un lado, ¿qué hará para llenar su tiempo y para no volver a caer en la adicción a las redes sociales?

¡Una gran solución es hacer unas vacaciones con un digital detox! No sólo estará rodeado de personas en su misma situación, sino que también estará rodeado de expertos y personal del hotel que le apoyarán en su búsqueda de una mayor conciencia. Los programas incluyen varias actividades, como yoga y excursiones para entrar en contacto con uno mismo y la naturaleza, o tratamientos para ayudar a relajarse por completo. Aprenderá técnicas que le ayudarán en su rutina diaria una vez que regrese a casa para que pueda mantener los hábitos que ha aprendido durante sus vacaciones.

Consultas médicas sobre salud física y mental

Puede tratar cualquier tipo de vacaciones como unas vacaciones de desintoxicación digital dejando el teléfono en la habitación y saliendo a explorar los alrededores o a participar en actividades como el yoga o el senderismo. No obstante, las vacaciones con un detox digital están diseñadas para ayudar a eliminar la adicción al móvil de una vez por todas.

La mayor parte de de los programas comienzan con una consulta médica con un médico o un especialista en salud mental para analizar el efecto de sus hábitos en su salud y para ayudarle a alcanzar sus objetivos. Estos expertos pueden ayudarle a identificar los factores estresantes en su vida, las actividades y las diversas partes de la terapia le ayudarán a desarrollar técnicas de control de la salud.

Practicar mindfulness a través del detox digital

Una de las herramientas más importantes que se tratan durante estas vacaciones es la conciencia: cómo el hecho de hacerse consciente de sí mismo le ayudará a sacar el máximo provecho de la desintoxicación de las redes sociales. Nuestra vida está llena de influencias externas e internas que afectan positiva y negativamente a nuestro bienestar. Al aprender a sintonizar más profundamente con estos, podrá fortalecer su salud mental y hacerse más impermeable a las influencias negativas, permitiéndole en última instancia ser fiel a sí mismo y a sus necesidades sin ceder a los vicios para una gratificación inmediata o para escapar de la realidad que le rodea. La mayoría de los programas utilizan prácticas como el yoga o la meditación para ayudarle a ponerse en contacto con su "yo" interior y enseñarle a ser más consciente.

Relajarse y renovar energías con tratamientos termales

¡Ningún programa termal sería completo sin un tiempo para relajarse con tratamientos como masajes, peeling, envolturas corporales, aromaterapia y mucho más! Déjese mimar en los maravillosos spa, para sentirse bien tanto por fuera como por dentro. Cada tratamiento ha sido escogido por expertos en desintoxicación digital para ayudarle a recuperar la serenidad.

Desde nuestros spas y hoteles con digital detox renacerá y se inspirará para dar lo mejor de sí mismo y convertirse en la mejor versión de "uno mismo" y vivir la vida al máximo. ¡Reserve hoy mismo uno de nuestros retiros de depuración digital!


A otros clientes les interesó: