Informe de experiencias: Adelgazar y volver a verse bien con el Ayurveda


Cuando durante la menopausia noté (algo que nunca creía cada vez que mis amigas me lo contaban), como cambiaba todo mi cuerpo, como se desmejoraban mi piel y mi pelo, empecé a interesarme por el Ayurveda”, me compré algunos libros, leí artículos relacionados en internet y cambié mi alimentación y forma de vida.

SpaDreams-ayurveda

Y así empecé a ser consciente de las cosas más importantes, lo primero fue reemplazar mis comidas poco a poco. Lo principal para iniciarme fue:

  • Ghee (mantequilla purificada) para cocinar, en lugar de aceite, margarina o mantequilla, que ayuda a la eliminación de toxinas del cuerpo
  • Té, por ejemplo Yogi-Té(con las tipicas especias e hierbas), en vez del café, anima con su fantástico aroma, y proporciona energía al cuerpo
  • Azúcar de caña (para sustituir a la refinada) que no se almacena en el cuerpo, y es completamente vegetal
  • Especias típicas ayurvédicas, como la canela, el gengibre, cardamomo, cilantro, ect… que ayudan a limpiar el cuerpo
  • Harina de arroz y garbanzos en vez de harina refinada (de trigo) que es más sabrosa y digestiva
  • Además de fruta y verdura fresca.

Naturalmente también son necesarios un libro de cocina Ayurveda y algunos productos de cuidado personal para la limpieza diaria ayurvédica, como por ejemplo; pasta de dientes, aceite para la nariz, aceite de masajes para el cuerpo, productos de cuidado facial y capilar, un raspador de lengua y aceite de sésamo para la limpieza diara de oídos (de esta forma se pueden desechar toxinas a través de la boca, al mover durante 5 min una cucharada de aceite sin tragarla, y escupiéndola después)

Los productos antes nombrados se pueden comprar en internet o en tiendas de importación de India (Aunque hay que tener cuidado y prestar atención. Hay muchos proveedores que no tienen productos ayurvédicos) una marca aconsejable es Amla.

De esta forma empecé a cambiar mi alimentación y cuidado personal. Mi nueva rutina diaria en cuanto a esto se refiere es:

Mañanas: ¡IMPORTANTE! Me bebo un vaso de agua templada con una cucharadita de jengibre y el zumo de medio limón a sorbitos, de esta manera el cuerpo empieza el día con una depuración extrema. Después me preparo un té. Antes de la ducha me hago un masaje con aceite ayurvédico, para el pelo y la cara uso un aceite especial que dejo actuar 15 minutos. Durante ese tiempo me pongo una cucharadita de aceite de sésamo en la boca que escupo antes de entrar en la ducha; después de la ducha pongo aceite en la piel, me lavo los dientes, me limpio la nariz, elimino impurezas con el raspador de lengua, me pongo aceite en la nariz y crema facial.

Para desayunar: Fruta cortada en trozos pequeños, almendras, jengibre rallado, leche canela, cardamomo, 2 higos cortados, 3 dátiles también en trocitos, y algunas pasas.

Al medio día: Siempre después de comer me tomo un té y agua caliente con jengibre y limón. Para comer, por ejemplo, crema de patata y remolacha con Mantis (Panecillos planos de harina de garbanzos); o curry de pescado o de pollo, o verdura empanada y frita con salsa picante do yogur, etc…

Cena: Casi siempre alguna cosita pequeña, como: Mantis con Raita’s (salsa de yogur con pepino, guisanes amarilllos, etc…) Té e ¡IMPORTANTE! agua templada con una cucharadita de jengibre y el zumo de medio limón, y muchas otras cosas, hay miles de recetas muy ricas…

Antes de dormir me lavo los dientes, me limpio la nariz y la lengua, y después de la ducha me pongo aceite en la piel. ¡¡Nada de ver la tele antes de dormir!! (Ayuda mucho al bienestar general)

Todo esto parece que se lleva mucho tiempo. Aunque es sólo el principio. Debo decir que después de un tiempo ya me he acostumbrado y no quiero dejar ninguno de estos “rituales”. Me sienta muy bien, me siento más ligera, flexible, más ágil, guapa y relajada. Vuelvo a sentirme atractiva. En una semana sóla semana de ayurveda ya podía apreciar las mejoras. La piel de mis muslos, por ejemplo, está mucho más tersa y no se aprecia celulitis al apretarla. En el rostro, bueno, no puedo ser más joven. Las arrugas siguen ahí, por supuesto, pero tengo mejor tono y la piel más suave, y se necesitan apenas 2-4 horas a la semana.

Practico ayurveda de forma intensiva desde hace 6 meses, pesaba 75 kilos midiendo 1,72m; ahora peso 64, algo que mantengo gracias a mi alimentación y con ayuda de mis rituales (Por ejemplo, agua caliente con limón y jengibre). Además quisiera añadir que los paseos diarios y la tranquilidad antes de ir a dormir (leer en la cama es una alternativa) tienen una gran importacia en el ayurveda.

No tengo que renunciar a nada. La cocina ayurvédica es deliciosa, algo que me motiva, ya que en general me gusta cocinar y siempre deseo probar cosas nuevas. De vez en cuando me concedo una copa de vino en la comida. Al principio echaba de menos el café para despertarme.

Y para terminar… en agosto haré mi primera Cura Ayurveda en Sri Lanka, algo de lo que me algro y tengo muchas ganas de hacer. De verdad sólo puedo recomendar al menos probar este método maravilloso. No hace falta pasar hambre, adelgazar con salud se disfruta… No hace falta “Aguantar”.

 

Y para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
No hay comentarios aún.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading...

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *